Escucha esta nota aquí

Cientos de manifestantes cerraron este jueves unos once tramos carreteros en diferentes regiones de Guatemala para insistir en la renuncia del presidente Alejandro Giammattei y la fiscal general, Consuelo Porras, señalados de promover la corrupción e impunidad.

Los manifestantes bloquearon el paso de vehículos en carreteras de los departamentos de Alta Verapaz (norte), San Marcos (oeste), Chiquimula (este), Suchitepéquez (sur) y una importante calle en el centro de la capital, Ciudad de Guatemala, reportó la estatal Dirección General de Protección y Seguridad Vial (PROVIAL).

Otro informe indica que también se cerraron carreteras en los departamentos de Retalhuleu (sur) y Sololá (oeste) para pedir la dimisión de Giammattei y Porras. 

"Hasta que caigan" fue el lema de las protestas convocadas por organizaciones indígenas, colectivos sociales y estudiantes universitarios, que repitieron, en menor escala, el cierre de carreteras ocurrido hace una semana cuando miles bloquearon una veintena de caminos a nivel nacional y cientos protestaron en la capital. 

"La situación del país empeora a manos del Pacto de Corruptos, por lo que la resistencia continúa", señaló en un comunicado un grupo de estudiantes de la privada Universidad Rafael Landívar.

Las protestas que exigen la renuncia de Giammattei y Porras arreciaron después que la fiscal general destituyera a finales de julio a Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI). 

Sandoval, reconocido por Estados Unidos como un "campeón anticorrupción", declaró tras ser removido del cargo que encontró muchos obstáculos en su labor, y que se le pidió no investigar al presidente Giammattei sin el consentimiento de Porras. 

El exfiscal huyó posteriormente a Estados Unidos, país que perdió la "confianza" en Porras y congeló la ayuda al Ministerio Público (MP, Fiscalía).

"Exigimos la renuncia de Consuelo Porras y el presidente Alejandro Giammattei", señalaron en una pancarta autoridades indígenas en el bloqueo de la capital, donde los manifestantes liberaron el paso luego de unas cuatro horas de cierre tras denunciar acoso de decenas de policías con equipo de choque. 

El martes, Porras designó al frente de la FECI a Rafael Curruchiche, exfiscal de Delitos Electorales señalado de perseguir a opositores políticos y promover la impunidad.

"Quién más [en el cargo] que Rafael Curruchiche, que representa los intereses de los corruptos", señaló el exfiscal Sandoval en un video difundido en su cuenta de Twitter. Desde "el exilio" alertó que "la intención de los perversos es prolongar el reino de la impunidad".

Comentarios