Escucha esta nota aquí

Casi medio siglo después del escándalo del Watergate, el periodista Bob Woodward sigue vigente, en primera plana y poniendo a temblar a los presidentes de Estados Unidos.

Sus reportajes como periodista del Washington Post sobre el Watergate derribaron a Richard Nixon en la década de 1970. Ahora el último libro de Woodward, de 77 años, "Rage" (Rabia), sacude a Donald Trump a menos de dos meses para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

En una entrevista oficial con Woodward, que se utilizó en el libro, Trump admite que minimizó la amenaza del nuevo coronavirus al comienzo de una pandemia que se cobró la vida de unas 200.000 personas en Estados Unidos.

"Siempre quise restarle importancia", dijo Trump en una conversación con Woodward. "Me sigue gustando restarle importancia, porque no quiero crear pánico".

El republicano también le dijo al periodista que desde el principio entendió que el virus era "algo mortal" y mucho más peligroso que la gripe común. Al mismo tiempo se dirigía a sus ciudadanos asegurando que el covid-19 simplemente "desaparecería".

El adversario demócrata de Trump, Joe Biden, atacó la posición del mandatario ante la crisis sanitaria y la calificó de "traición de vida o muerte al pueblo americano".

"Él mintió a sabiendas y de buena gana sobre la amenaza que (el virus) representaba para el país durante meses", dijo Biden.

Woodward, en una entrevista con el programa de la CBS "60 Minutes", describió como una "tragedia" el hecho de que el presidente no informara al pueblo estadounidense desde el principio sobre lo mortal que era el virus.

"El presidente de Estados Unidos tiene el deber de advertir", dijo. "El público lo entenderá, pero si tiene la sensación de que no está recibiendo la verdad, entonces va por el camino del engaño y el encubrimiento".

- Watergate -

Fue la revelación de un encubrimiento, el caso Watergate, lo que hizo la reputación de Woodward y su colega Carl Bernstein.

Woodward estudió en la Universidad de Yale y formó parte durante cinco años de la Marina de Estados Unidos antes de dedicarse al periodismo. Al presentarse por primera vez al Post, fue rechazado por falta de experiencia.

Después de una temporada en un periódico local en los suburbios de Washington, el periodista tuvo su oportunidad en el Post en 1971.

Con apenas un año de experiencia en periodismo, Woodward se topó con la historia de su vida junto con su colega Carl Bernstein, el robo de 1972 en las oficinas del Partido Demócrata en el complejo Watergate de Washington.

Su ya clásica investigación provocó una serie de audiencias en el Congreso y condujo a la renuncia de Nixon en 1974.

Ambos periodistas escribieron el best-seller: "All The President's Men (Todos los hombres del presidente), sobre el escándalo que se convirtió en una exitosa película en 1976 protagonizada por Robert Redford en la piel de Woodward y Dustin Hoffman como Bernstein.

"Rage" ya encabeza la lista de más vendidos de Amazon incluso antes de que salga a la venta el 15 de setiembre.

Alejado del periodismo de contingencia diaria, Woodward ha publicado 20 libros, incluyendo obras autorizadas de Bill Clinton, George W. Bush, Brack Obama y Donald Trump.

Su conocimiento del funcionamiento del poder en Washington es incomparable, y su capacidad para respaldar cualquier historia interna que publica le han hecho ganar el respeto a regañadientes de la clase política estadounidense. 

- Misterio -

Por qué Trump aceptó realizar más de una docena de entrevista oficiales con Woodward es un gran misterio, particularmente después de que su libro anterior retratara al magnate bajo una lupa muy poco halagadora.

"Miedo: Trump en la Casa Blanca, publicado por Woodward en 2018, pintó un retrato de un líder enojado y paranoico y una Casa Blanca.

El senador Lindsey Graham, aliado cercano de Trump, le dijo al Daily Beast que le había recomendado al presidente hablar con el periodista.

"Le dije, el tipo es un conocido autor presidencial. Y ya sabes, tienes la oportunidad de contar tu versión de la historia. El presidente estuvo de acuerdo y ahí lo tienes".

Woodward, que conserva el título honorífico de editor asociado del Post pero ya no escribe para el periódico, recibió críticas por ocultar detalles de sus entrevistas con el republicano.

"Bob Woodward tenía mis declaraciones desde hace muchos meses", escribió Trump en su Twitter. "Si creía que eran tan malas o peligrosas ¿por qué no las reportó inmediatamente ne un esfuerzo por salvar vidas?". 

En una entrevista con el Post, el periodista defendió su posición de retener el material para su libro.

Woodward dijo que su compromiso fue entregar "la mejor versión posible de la verdad" en forma de libro y con el contexto y la comprobación de los hechos adecuados.

"El mayor problema que tuve, que siempre es un problema con Trump, es que no sabía si era verdad", dijo el periodista.