Escucha esta nota aquí

Bolivia permitirá, a personas que hayan entrado al país de forma irregular, tramitar la residencia legal por dos años, informó este miércoles el Gobierno.

Los migrantes serán "exonerados de cualquier sanción o multa" al regularizarse, recalcó el ministro de Gobierno (Interior), Eduardo Del Castillo, durante el anuncio.

"Existe una gran cantidad de ciudadanos venezolanos, brasileños, cubanos y de distintas nacionalidades en territorio nacional de manera irregular", añadió el ministro.
La medida fue avalada por un decreto publicado el 25 de agosto.

"Se establece de manera excepcional la regularización migratoria de personas extranjeras que se encuentran en territorio boliviano en situación irregular", señala el decreto firmado por el presidente izquierdista Luis Arce y sus ministros.

Los interesados tendrán doce meses a partir de la publicación de la nueva norma para solicitar la residencia.

En los últimos meses, las autoridades han detenido a cientos de ciudadanos haitianos que atraviesan Bolivia ilegalmente en su travesía hacia Chile, donde la comunidad es muy numerosa.

Del Castillo aclaró que, aunque esas personas "no tienen como finalidad quedarse dentro del territorio", se necesita "otorgarles documentación para que no sean extorsionados por bolivianos o extranjeros ni por ninguna autoridad".

Además, otro decreto publicado el mismo día obliga a operadores de transporte, agencias de viaje y alojamientos a informar a la autoridad migratoria boliviana sobre los extranjeros que utilicen sus servicios.

Consultada sobre el número estimado de migrantes ilegales que ingresan por año al país andino, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Bolivia afirmó no tener datos.


Comentarios