Escucha esta nota aquí

Brasil se apresta a vivir hoy, día de su fiesta nacional, una jornada tensa con manifestaciones convocadas por el presidente Jair Bolsonaro, que busca movilizar a sus bases en plena caída de popularidad y enfrentado con el Poder Judicial.

En las principales ciudades, sobre todo en San Pablo y Brasilia, se desplegarán importantes dispositivos de seguridad para evitar eventuales desmanes en las celebraciones de la independencia, teniendo en cuenta que ese mismo día hay convocadas también marchas contra el mandatario ultraderechista.

“Llegó la hora de decir el día 7 que nos volvimos independientes (...) para decir que no aceptamos que alguien en Brasilia quiera imponer su voluntad”, exclamó Bolsonaro durante un discurso. /AFP

Comentarios