Escucha esta nota aquí

Camioneros, abogados, políticos y otras categorías en Brasil tienen a partir de ahora el derecho a portar un arma de fuego, tras un nuevo decreto del presidente Jair Bolsonaro, considerado por muchos especialistas como inconstitucional y promotor de más violencia.

Bolsonaro, electo en octubre pasado con una retórica a favor de las armas y de “mano dura” contra el crimen, firmó la medida en una ceremonia en Brasilia el martes, pero el texto completo que fue divulgado al día siguiente, reveló un amplio rango de sectores que fueron autorizados a cargar armas en público, como agricultores, cazadores e incluso algunos periodistas.

El excapitán del Ejército ya había firmado un decreto en enero flexibilizando los requisitos para poder tener un arma en casa.

El mandatario justifica todos estos cambios invocando un referéndum de 2005, en el que casi el 64% de los brasileños se mostró contrario a prohibir totalmente el comercio de armas. Brasil registró 64.000 homicidios en 2017, una tasa de casi 31 por cada 100.000 habitantes, cifra tres veces superior al nivel considerado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como violencia endémica.

Tags