Escucha esta nota aquí

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, responderá en su discurso del martes ante la 75ª Asamblea General de Naciones Unidas (ONU) a las críticas contra su política amazónica, dijo este lunes su vicepresidente Hamilton Mourao.

"(Bolsonaro) va a referirse a la Amazonia, mostrar lo que estamos haciendo", dijo a periodistas el vicepresidente, que dirige el Consejo Nacional de la Amazonía Legal, agregando que combatir las actividades irregulares en la selva tropical "no es simple".

El general retirado Augusto Heleno, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, acusó por su lado a los promotores de campañas para proteger la Amazonia de querer "perjudicar a Brasil y derrocar al gobierno Bolsonaro".

"No podemos admitir e incentivar que naciones, entidades y personalidades extranjeras, sin pasado que les dé autoridad moral para criticarnos, tengan éxito en su objetivo principal, obviamente oculto pero evidente para los no inocentes, que es perjudicar a Brasil y derrocar al gobierno Bolsonaro", dijo Heleno, uno de los ministros más cercanos al mandatario de ultraderecha.

Como es regla cada año, Brasil abrirá el martes los discursos de los mandatarios ante la Asamblea General de la ONU. Este año, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, las intervenciones serán virtuales y la de Bolsonaro, según los medios, fue enviada por video.

Bolsonaro estrenó en 2019 en este foro internacional con un discurso en el que negó el avance de los incendios forestales y defendió la soberanía brasileña sobre la Amazonia.

Entre enero y agosto, la deforestación, causante de buena parte de los incendios amazónicos, se redujo apenas 5% en comparación con el mismo periodo de 2019, cuando alcanzó números récords.

Desde la llegada de Bolsonaro al poder en enero de 2019, "la devastación pasó a otro nivel. Antes de Bolsonaro, las alertas mensuales (de deforestación) entre mayo y septiembre, la temporada seca, eran en promedio de unos 600 km2. Estos últimos años, se duplicaron", afirmó hace diez días Marcio Astrini, secretario ejecutivo del Observatorio del Clima, una oenegé.

Bolsonaro defiende la explotación comercial y energética de la Amazonia y fustiga a las oenegés y a los defensores de la preservación ambiental y de las tierras indígenas.