Escucha esta nota aquí

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se afiliará al derechista Partido Liberal (PL), con el que disputará la reelección en 2022, informó este miércoles la formación.

Bolsonaro "firmará su ficha de afiliación al Partido Liberal el próximo 22 (de noviembre)", afirmó el partido en un comunicado, tras una reunión de su líder con el primer mandatario.

El presidente brasileño no lo anunció oficialmente hasta ahora, pero dijo más temprano que la negociación estaba avanzada en un "99,9%" y que dependía de esa "última reunión" con el líder del partido.

Es el noveno partido al que adhiere Bolsonaro (66 años) desde que inició su trayectoria hace más de tres décadas, un fenómeno común en la atomizada y enrevesada política brasileña.

Bolsonaro estaba sin partido desde que rompió hace dos años con el Partido Social Liberal (PSL), con el que ganó las presidenciales de 2018.

El PL es una de las agrupaciones símbolo del llamado "centrao", un bloque informal de cuño conservador del que depende en buena parte la gobernabilidad en Brasil y al que Bolsonaro ha ido cediendo espacio, tras llegar al poder con un discurso antisistema y contra "la vieja política".

Para los analistas, esta nueva afiliación sella la alianza del mandatario con el "centrao", cuya fuerte representación en la Cámara de Diputados le asegura la gobernabilidad hasta el fin del mandato.

El PL, que tiene 43 diputados y 4 senadores (de 81), "es el rostro del 'centrao'. Lo más importante para ese partido es estar cerca del poder (...). Salvo algo muy grave (...), tiene un blindaje mayor", explicó a la AFP el politólogo André César, de la consultora Hold.

La popularidad de Bolsonaro se ha desplomado al 22%, el nivel más bajo desde el inicio de su mandato, debido a su caótica gestión de la pandemia, que ya deja 610.000 muertos, y a la disparada inflación y elevado desempleo.

Además, el excapitán del Ejército tiene cinco investigaciones abiertas en su contra en el tribunal supremo y en la justicia electoral, una de ellas por prevaricación en la pandemia, y más de un centenar de pedidos de impeachment en el Congreso.

Según los sondeos, su gran rival político, el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, quien todavía no ha confirmado su candidatura, le derrotaría por amplio margen en las elecciones de octubre de 2022.

Comentarios