Escucha esta nota aquí

Dos jóvenes de 20 y 22 años, ambos en estado de ebriedad, abrieron el ataúd donde se encontraban los restos de un familiar fallecido por Covid-19 en el cementerio municipal de la ciudad de Caleta Olivia, en Santa Cruz (localidad de Argentina), porque querían "darle el último adiós" en días pasados.

El hecho fue observado por personas que se encontraban en el lugar visitando las tumbas de sus familiares. Cuando presenciaron lo que ocurrió, alertaron a la Policía, según publicó el diario Clarín. 

El féretro se encontraba en un nicho y los jóvenes violaron todas las normas sanitarias y los protocolos vigentes por el coronavirus. Al llegar la Policía, ambos habían salido del cementerio, dejando el cajón abierto. Pero a las pocas cuadras fueron detenidos.

Según indicaron los agentes, a simple vista se observaba que los jóvenes habían ingerido bebidas alcohólicas. 

Al cementerio llegaron también funcionarios municipales, quienes pudieron observar la nada agradable escena de un cajón abierto. Tuvieron que aguardar la llegada de personal del cementerio y de la funeraria para que, con los protocolos del caso, volvieran a tapar el ataúd.

Presuntamente, los restos de la persona fallecida se encontraban en un nicho, a la espera de ser cremados

Comentarios