Escucha esta nota aquí

Brasil y Estados Unidos anunciaron un acuerdo que permitirá al país sudamericano reanudar temporalmente la importación de etanol sin aranceles lo que constituye una victoria política para el presidente Donald Trump.

La exportación de etanol es clave para Iowa, uno de los estados estratégicos  para definir las elecciones estadounidenses de noviembre, y el gobierno de Trump procuró mantener el acceso libre al poderoso mercado de Brasil.

Previamente, Brasil había eximido de aranceles la importación de hasta 750 millones de litros anuales (198 millones de galones). No obstante, esa exención expiró el 1 de septiembre y volvió a regir un arancel de 20%.

En una declaración conjunta, ambos países dijeron que acordaron emprender negociaciones comerciales durante 90 días desde el 14 de septiembre y en ese lapso no aplicar ese gravamen.

Las negociaciones se centrarán en etanol, azúcar, que los productores brasileños quieren exportar a Estados Unidos sin aranceles, y, posiblemente, maíz, dijeron ambas partes.

"Las discusiones deben buscar alcanzar resultados recíprocos y proporcionales que generen comercio y abran mercados para beneficio de ambos países", dice la declaración.

El embajador de Estados Unidos en Brasil, Todd Chapman, supuestamente presionó para mantener la exención tarifaria para el etanol.

Chapman enfrenta una investigación de la Cámara de Representantes de Estados Unidos por la aparente transgresión de la ley que prohíbe a funcionarios federales participar en actividades partidarias. El diplomático habría dicho a los brasileños que la exención del etanol ayudaría a aumentar la posibilidad de que Trump sea reelecto.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha procurado cultivar una relación de cercanía con Trump por quien tiene una declarada admiración.

Sin embargo, Bolsonaro enfrenta la presión del sector agrícola brasileño.

El etanol es un gran negocio para los productores de caña de azúcar quienes batallan por acceder libremente al mercado estadounidense.

Los dos países son los principales productores de etanol del mundo y juntos cubren el 85% del suministro mundial.

El etanol brasileño es elaborado en base a azúcar mientras que el estadounidense proviene mayormente del maíz.

Estados Unidos y Brasil padecen una caída de la demanda de combustible a causa de la pandemia de Covid-19 y desean aumentar sus exportaciones.

El año pasado Estados Unidos exportó más de 1.250 millones de litros etanol a Brasil e importó 738 millones de litros de etanol brasileño.