Escucha esta nota aquí

Brasil registró un récord de 1.349 muertes por coronavirus en 24 horas, indicó este miércoles el Ministerio de Salud del país más castigado por la pandemia en América Latina. 

Tras este aumento, 32.548 personas murieron de covid-19 en Brasil, donde ha habido 584.016 casos confirmados de coronavirus, la segunda mayor cifra de infecciones del mundo por detrás de Estados Unidos. 

En los próximos días, Brasil podría superar en número de muertes a Italia, el tercer país con más fallecidos por Covid-19.

La nación de 210 millones de habitantes se ha convertido en uno de los epicentros del virus en las últimas semanas. El pico de Brasil aún no ha llegado, y “por el momento no es posible predecir cuándo llegará”, dijo Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud.

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro se ha resistido a las medidas de distanciamiento social a lo largo de la pandemia, y a menudo se ha visto a Bolsonaro mezclarse con partidarios y presionar para que las personas vuelvan a trabajar para aliviar las consecuencias económicas de la crisis. 

Las contradictorias órdenes de líderes municipales, estatales y federales han obstruido la capacidad del país para combatir el virus, que ahora ha migrado de regiones más ricas a regiones más vulnerables, como el noreste, las favelas y territorios indígenas en la Amazonía, donde los sistemas de salud pública son precarios.

A medida que el invierno se acerca al hemisferio sur, el país está entrando en un periodo de alza en los casos de enfermedades respiratorias, lo que aumenta la preocupación de que aún falten varias semanas para alcanzar el pico. 

La semana pasada, el Ministerio de Salud dijo que la curva de casos aún estaba creciendo, y el informe publicado por UBS el miércoles indica que seis de los 27 estados de Brasil están alcanzando su pico, mientras que las muertes totales están aumentando en 21 estados.