Escucha esta nota aquí

Interpol detuvo este viernes en Rusia a un brasileño sospechoso de lanzar bombas molotov contra una productora televisiva de Río de Janeiro que había difundido una sátira que retrataba a un Jesús homosexual, informó la Policía brasileña.

El detenido, Eduardo Fauzi Richard Cerquise, de 41 años, "apuntado como autor del ataque a la productora Porta dos Fundos", fue "capturado en cumplimiento de la orden de prisión emitida por la justicia brasileña", indicó la Policía Civil de Río en un comunicado, sin precisar la ciudad rusa donde se había llevado a cabo la operación.

La investigación concluyó que Fauzi fue una de las cinco personas que el 24 de diciembre de 2019 lanzaron varias botellas incendiarias contra Porta dos Fundos, una popular productora carioca que difunde la mayor parte de sus creaciones en YouTube y las redes sociales.

El ataque ocurrió tres semanas después del estreno de su acostumbrado programa de Navidad, divulgado este año por Netflix, con el título "La primera tentación de Cristo".

El programa generó indignación entre los sectores más conservadores de este país de mayoría católica y con creciente influencia de iglesias evangélicas, uno de los pilares de apoyo del presidente Jair Bolsonaro. 

Un juez llegó a ordenar que el programa se retire del aire, pero la Corte Suprema anuló ese fallo.

Tras conocerse la noticia de la detención, Porta dos Fundos indicó que esperaba que esta permitiese "acelerar la identificación y el castigo de las otras cuatro personas buscadas por el ataque".

"Acabar con la impunidad es algo extremadamente necesario para construir una sociedad más justa", agregó la productora en un comunicado.

De corte humorístico, Porta dos Fundos, fundada en 2012, ganó el año pasado un premio Emmy Internacional en la categoría Comedia por el Especial de Navidad de 2018, también disponible en Netflix. 

Fauzi viajó a Rusia el 29 de diciembre y su nombre fue objeto de un pedido de captura, recordó la Policía Civil de Río.
Un eventual pedido de extradición debe ser gestionado por el Ministerio brasileño de Justicia.