Escucha esta nota aquí

La percusión frenética al ritmo de samba sacude los cuerpos, rebosantes de lentejuelas y alegría: tras un 2021 sin desfiles por la pandemia, las "escolas" de Rio de Janeiro vuelven a ensayar, con la esperanza de montar el mayor carnaval en un siglo, si el coronavirus lo permite.

"Rio de Janeiro es una ciudad cultural, el samba está entrañado en nuestra vida, al igual que la playa y el fútbol. El carnaval representa nuestra vida", explica a la AFP Moacyr da Silva Pinto, veterano director de batería de la escuela Unidos do Viradouro, que retomó sus ensayos colectivos con aforo reducido hace poco más de un mes.

Decenas de integrantes de la "escola" cantan y se abrazan en la gran pista de baile, ostentando sin tapujos -y en su mayoría sin mascarilla- la felicidad del reencuentro.

"Es un grito de libertad, el regreso a nuestra casa, a esta alegría sin fin, la libertad de poder quitarnos la máscara, de estar vacunados", dice Leonina Gabriel, de 35 años.

Las autoridades condicionan empero la realización del carnaval, entre el 25 de febrero y el 1 de marzo, a la situación epidemiológica, que ha mejorado sustancialmente en los últimos meses junto al avance de la vacunación.

El alcalde Eduardo Paes, conocido entusiasta del carnaval, afirmó a la revista VEJA que "si hay condiciones, habrá (carnaval). Si no, no. Espero que sí las haya".

Con más del 95% de su población adulta ya vacunada, Rio de Janeiro levantó la obligación de usar mascarilla en lugares abiertos, pero exige el comprobante de vacunación en sitios turísticos y otros lugares públicos.

En todo Brasil, el 61% de la población ha tomado su segunda dosis, una marca insuficiente según los especialistas, que ven el rebrote de casos en Europa como una alerta.

"Me preocupa bastante cuando veo que en Brasil se está discutiendo la reapertura del carnaval. Es realmente una condición extremadamente propicia para un aumento de la transmisión comunitaria", declaró esta semana Mariângela Simão, Subdirectora General de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios.

Además de los desfiles en el Sambódromo, más de 500 "blocos" (grupos carnavalescos) se registraron para desfilar por las calles de Rio, fiestas multitudinarias a cielo abierto regadas de alcohol, música y desenfreno.

Comentarios