Escucha esta nota aquí

La aerolínea British Airways quiere vender parte de su colección de arte para mejorar sus finanzas, que se vieron muy dañadas por la crisis de coronavirus. La firma hizo tasar por una casa de subastas varias obras expuestas en sus salones, incluyendo algunas de los artistas británicos Damien Hirst, Peter Doig y Bridget Riley, dijo este jueves  a la AFP una fuente conocedora de los hechos.

En total se pondrán a la venta 10 obras, una de las cuales fue valorada en más de un millón de libras. Según la misma fuente, la idea surgió de un empleado de la compañía, que pretende explorar todas las posibilidades para preservar sus finanzas y puestos de trabajo. La venta podría organizarse cuanto antes en la casa de subastas Sotheby's, según el diario Evening Standard.

Todo el sector aéreo británico se ha visto duramente golpeado por la pandemia de Covid-19, que paralizó bruscamente su actividad. Las compañías prevén que el tráfico aéreo se recupere lentamente este verano y esté deprimido durante varios años, lo que les llevará a imponer drásticas medidas de austeridad.

British Airways decidió recortar 12.000 puestos de trabajo, más de un cuarto de su plantilla. El sindicato Unite acusa a la empresa de querer despedir a todos sus empleados y luego volver a contratar a aquellos cuyos puestos de trabajo no hayan sido suprimidos, pero en condiciones menos atractivas.

El sindicato lo califica de "traición" por parte de British Airways, que se ha beneficiado ampliamente de los planes de ayuda del gobierno a través de un préstamo y un sistema de desempleo parcial. Un total de 70.000 empleos directos e indirectos están en peligro en el sector aéreo británico en los próximos tres meses, según un estudio publicado el miércoles. (AFP)