Escucha esta nota aquí

Tras conocerse que en Francia se requerirán pases especiales de Covid-19 para ingresar, por ejemplo, a bares, restaurantes, centros comerciales o transportes; el jefe de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, afirmó que la gestión del gobernador Axel Kicillof “evalúa” también dicha posibilidad.

En declaraciones a Futuro Rock, el funcionario dijo que “es una posibilidad, la estamos estudiando, hoy el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que se encuentra vigente no lo habilita”. Sin embargo, detalló que el mismo tiene fecha hasta el próximo 6 de agosto, por lo que “lo estamos evaluando, es una buena medida, es inteligente”.

Blanco también detalló que la realidad que se vive en Francia es diferente a la de la provincia de Buenos Aires. “La medida de Macron apunta más a un problema que acá no estamos teniendo. En Francia los jóvenes no se querían vacunar y eso acá no pasa”.

Actualmente, a través de la página www.vacunatepba.gba.gob.ar o la aplicación VACUNATEPBA, ya se inscribieron 10.312.162 de bonaerenses. En tanto, se aplicaron 10.496.228 de vacunas de las cuales, 8.526.382 corresponden a primera dosis, y 1.969.846 completaron el esquema de vacunación.

El Jefe de Gabinete señaló que la medida de Francia apunta a que “cuando se pone una obligación de vacunarse para los lugares que le gusta a ese público, como los bares, restaurantes o recitales ese público se va a terminar vacunando”. 

En tanto remarcó que “el objetivo principal apunta, por suerte, a un problema que no tenemos, al menos masivamente. Pero me parece una medida muy inteligente y necesaria, y además es una medida colectiva”.

La medida que anunció el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se basa en que obligará a todo su personal sanitario a vacunarse y exigirá un certificado de inmunización o un resultado negativo de la prueba de Covid-19 para acceder a lugares públicos como cines y restaurantes o viajar en trenes y aviones.

“Para todo el personal de hospitales, clínicas, residencias para seniors, para todos los profesionales o voluntarios que trabajen en contacto con personas frágiles, incluidos aquellos a domicilio, la vacunación será obligatoria”, explicó el mandatario francés. Habrá tiempo hasta el 15 de septiembre para aplicarse ambas dosis, luego se realizarán controles. /Extraído de El Destape

Comentarios