Escucha esta nota aquí

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció el domingo un plan para la apertura de la actividad económica desde el 24 de agosto, el cual incluye el reparto de medicamentos para contener el Covid-19.

"Hicimos un plan de siete puntos (...) para una apertura ordenada, lastimosamente nos vamos a perder parte de ese orden", aseguró Bukele durante cadena nacional de radio y televisión, en la que se quejó que la Corte Suprema de Justicia le dejó sin los poderes que decía precisar para enfrentar la pandemia.

En una resolución emitida el viernes la Corte dejó sin efecto el decreto 32 del Ejecutivo que normaba la reapertura de la economía en fases, tras argumentar que el gobierno debe dialogar con la Asamblea Legislativa (parlamento) para aprobar una ley que restrinja derechos constitucionales.

El plan gubernamental incluye la disposición de 1.125 camas en la red de hospitales públicos, y la toma de muestras masivas para detectar nuevos contagios.

También el gobierno publicará un mapa de las zonas de mayor contagio para que la población de abstenga de visitar los municipios afectados, y además hará entrega de medicamentos para "bajar la mortalidad y ayudar a descongestionar los hospitales".

Bukele pidió a la población que tenga necesidad de comunicarse con familiares o amigos que procedan a crear "clusters", grupos de 10 personas que "podrán verse usando medidas de protección individuales".

El gobierno se comprometió a seguir entregando "paquetes" de alimentos a la población.

Bukele adelantó que se emitirá un "carné de inmunidad" con vigencia de ocho meses para personas recuperadas de Covid-19, quienes incluso podrían ser contratadas con un salario de 500 dólares para que entreguen medicamentos a enfermos.

Con un fondo de 600 millones de dólares Bukele espera ayudar a pequeñas empresas.

La pandemia de Covid-19 acumula en El Salvador 20.423 casos positivos, con 549 fallecidos.