Escucha esta nota aquí

El Gobierno brasileño adelantó para este lunes, dos días antes de lo previsto, el lanzamiento de la campaña oficial de vacunación contra el coronavirus, atendiendo a la demanda de los gobernadores y bajo presión del estado de San Pablo, que inició el domingo la inoculación.

"Después de oír a los gobernadores, llegamos a la conclusión de que hoy mismo distribuiremos las vacunas a los estados" y que estos "podrán empezar a vacunar" de inmediato, dijo el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, tras reunirse con gobernadores en el aeropuerto de Guarulhos (San Pablo), desde donde se enviarán a todo el país 4,5 millones de dosis de la vacuna china CoronaVac.

Río de Janeiro, el estado proporcionalmente más afectado por la pandemia, que ya dejó 210.000 muertos en Brasil, iniciará las primeras inmunizaciones a partir de las 17:00 junto a la estatua del Cristo Redentor que domina la ciudad. 

En el estado de Amazonas, golpeado de lleno por una segunda ola de la pandemia que provocó un aumento de muertes por falta de oxígeno en los hospitales, el cargamento debe llegar al final de la tarde y las vacunaciones comenzarían el martes por la mañana, informó la Gobernación.

La primera etapa de la campaña nacional de vacunación está reservada a profesionales de la salud, personas de más de 60 años y comunidades indígenas.

El regulador sanitario brasileño (Anvisa) autorizó el domingo el uso de emergencia de 6 millones de dosis de Coronavac, producida por el laboratorio chino Sinovac junto al Instituto Butantan, del estado de San Pablo. 

También se autorizó el uso de dos millones de vacunas de la británica AstraZenevca/Oxford, en cooperación con la Fundación Fiocruz (del Ministerio brasileño de Salud), pero estas aún no han llegado al país.

Después de la autorización, Pazuello indicó que la campaña nacional se iniciaría el miércoles, pero el gobernador de San Pablo, Joao Doria -enfrentado con el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro- se adelantó y ganó la foto que aparece este lunes en todos los diarios junto a una enfermera negra, que se convirtió en la primera brasileña en ser vacunada.

Pazuello fustigó una "jugada de marketing" de Doria, que se perfila como uno de los principales rivales de Bolsonaro en las presidenciales de 2022.


Comentarios