Escucha esta nota aquí

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, dijo que la manifestación antigubernamental convocada por la oposición para este lunes fue una "operación fallida", y consideró que la jornada más bien fue "festiva" con el retorno del turismo internacional y de los niños a las escuelas.

La protesta convocada por la oposición fue una "operación fallida que se ha intentado articular" desde Estados Unidos y "ha sido un rotundo fracaso", dijo Rodríguez en una inusual transmisión en directo por Facebook desde los jardines de la Cancillería.

La manifestación convocada por el grupo de debate político en Facebook Archipiélago, con 37.000 miembros dentro y fuera de Cuba, se frustró con una fuerte presencia policial en las calles, la detención temprano de varios opositores y el impedimento a otros de salir de sus casas por agentes de la Seguridad del Estado.

El canciller ironizó sobre grupos anticastristas fuera de Cuba y las numerosas declaraciones de altos funcionarios de Estados Unidos que pidieron al Gobierno respetar el derecho a la manifestación de este lunes.

"Se quedaron vestidos para aquella fiesta, algunos de mis colegas en Washington se quedaron vestidos", indicó.

Rodríguez estimó que el lunes fue un día "festivo" para Cuba, a pesar del intento opositor y de que Estados Unidos,haya tratado de "crear una imagen artificial" de la isla.

"Dentro de Cuba ha sido un día feliz, un día festivo de celebración merecida", dijo Rodríguez y "decenas de vuelos" han llegado al país, ante la apertura de las fronteras.

El canciller dijo sentirse complacido de que la mañana empezara con el regreso de los niños de primaria a las escuelas, tras meses de cierre por meses por la pandemia del coronavirus.

El Gobierno cubano acusa a los integrantes de Archipiélago de estar entrenados y financiados por Washington.

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, pidió el domingo a La Habana "que respete los derechos humanos de los cubanos y que les permita reunirse pacíficamente".

Pero Rodríguez consideró que "el guion no ha sido bueno y la puesta en escena ha sido peor".

Indicó que el trabajo de la prensa internacional sobre estos sucesos "ha sido una cobertura normal", pero fustigó a "plataformas tóxicas" de las redes sociales por las informaciones que ofrecen sobre la isla.

Comentarios