Escucha esta nota aquí

Más de 400 presos de una cárcel del centro de Ecuador que alberga a cerca de 600 reclusos dieron positivo por coronavirus, dijo ayer miércoles a la AFP Edmundo Moncayo, director del organismo que administra las prisiones.

En la prisión de Ambato, en el centro andino del país, se detectaron "420 personas que fueron inicialmente detectadas como covid-19 positivos", señaló en una entrevista telefónica Moncayo, titular del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI).

Dos de los 610 presos que alberga este centro penintenciario murieron por coronavirus. 

Está previsto que en los próximos días se tomen nuevas muestras a los infectados de la cárcel de Ambato, en la provincia de Tungurahua, para confirmar si continúan o no portando el virus.

Moncayo precisó que hay "alrededor de 500 privados de la libertad" contagiados en las prisiones del país, que albergan a unas 38.000 personas.

Otro reo murió por la pandemia en un penal de Quito.

El coronavirus deja en Ecuador unos 34.800 contagiados, incluidos más de 2.800 fallecidos. Las autoridades también reportan otros 1.800 muertos probables por la pandemia.

Moncayo agregó que tres contagiados se encuentran hospitalizados, pero que "su situación es estable".

"Esperamos que todos los esfuerzos sanitarios, de seguridad, los protocolos que se encuentran escritos para un cumplimiento obligatorio sigan fortaleciéndose y podamos seguir manteniendo los contagios en este número", expresó el jefe de la SNAI.

Según reportes previos del organismo, también se han detectado tres guías penitenciarios contagiados.

Moncayo destacó que, en medio de la emergencia sanitaria, declarada a mediados de marzo, la sobrepoblación carcelaria se redujo, pasando de 42% a 30%.

La disminución se ha dado concediendo beneficios penitenciarios, como la asignación de medidas sustitutivas a la prisión.

El hacinamiento y riñas mortales entre los presos llevaron al gobierno del presidente Lenín Moreno a declarar entre mayo y agosto pasados el estado de emergencia en las cárceles del país.