Escucha esta nota aquí

Los casos nuevos en Latinoamérica de infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, aumentaron 21% en la última década, reveló el lunes la Organización Panamericana de la Salud (OPS), advirtiendo que la pandemia del Covid-19 amenaza el combate a la enfermedad.

La OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que los contagios de VIH pasaron de unos 100.000 en 2010 a unos 120.000 en 2019. En el mismo periodo, las muertes anuales relacionadas con el sida bajaron levemente, de 41.000 a 37.000.

"Estos datos señalan que sin duda la infección por el VIH todavía representa un grave problema de salud pública en América Latina", afirmó la directora de la OPS, Carissa Etienne.

"Se prevé que el Covid-19 exacerbe esta situación debido a su impacto en los servicios esenciales de salud, especialmente en los países con sistemas de salud frágiles", apuntó en un comunicado.

La OPS dijo que desde que se declaró la pandemia mundial del nuevo coronavirus a mediados de marzo, la cantidad de personas que se han realizado la prueba para detectar la infección por el VIH disminuyó "drásticamente" en Latinoamérica y también en el Caribe.

En el primer semestre de 2020, en ocho países latinoamericanos y caribeños - Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Perú, República Dominicana y Santa Lucía - se realizaron unos 4.000 diagnósticos menos de infección por el VIH que en el mismo periodo de 2019, según cifras oficiales.

Sin diagnóstico, los infectados de VIH no tienen acceso a los antirretrovirales que pueden salvarles la vida y además corren el riesgo de contagiar a otras personas, señaló la OPS.

Énfasis en la autoprueba

El estigma que persiste sobre el VIH y el sida, y la desigualdad de acceso a los servicios de salud, también impiden el progreso hacia la eliminación de la enfermedad, reconocida como tal a principios de la década de 1980. 

El VIH, un virus que ataca el sistema inmunitario, se trasmite a través del intercambio de líquidos corporales como la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna. 

La OPS señaló que la epidemia de VIH en la región afecta de manera desproporcionada a los hombres homosexuales, las mujeres transgénero y las trabajadoras sexuales. En 2019, estos tres grupos representaron cerca del 50% de las nuevas infecciones en Latinoamérica y alrededor del 37% en el Caribe.

Según cifras de Onusida citadas por la OPS, unos 2,1 millones de personas en América Latina y 330.000 en el Caribe vivían con VIH en 2019.

César Nuñez, director regional de Onusida, llamó a aplicar las estrategias disponibles para sortear los desafíos que el Covid-19 supone para la prevención y la atención de pacientes con VIH. En particular, instó al uso de la "autoprueba" que permite a las personas recoger sus propias muestras y testearlas

En vísperas del Día Mundial de Lucha contra el Sida este 1 de diciembre, la OPS lanzó una campaña en ese sentido bajo el lema "En tus manos. Hazte la prueba donde quieras, cuando quieras" para promover la autodetección del VIH como primer paso hacia el diagnóstico.

La OPS estima el 23% de las personas con VIH en América Latina y el Caribe desconocen que están infectadas, y aproximadamente un tercio tiene un diagnóstico tardío, cuando la inmunodeficiencia ya está avanzada.

Comentarios