Escucha esta nota aquí

El coronavirus invade en primer lugar las vías respiratorias superiores, es decir, en la cavidad nasal, la faringe y la laringe. Por este motivo el paso del virus por la saliva y en la boca es inevitable. Ahora un estudio realizado por la Universidad de Birmingham ha mostrado cómo el virus podría pasar a los pulmones a través de la saliva. 

La boca es un lugar perfecto para la proliferación de virus y bacterias, pero las defensas del sistema inmunitario del cuerpo, junto con unas medidas higiénicas básicas, son suficientes para prevenir infecciones. El coronavirus no es una excepción, y puede multiplicarse fácilmente en la boca. Si la persona sufre de acumulación de placa, periodontitis o inflamación de las encías, lo que a menudo supone un fallo en la barrera inmune, esto permitiría el paso del coronavirus al torrente sanguíneo.

Una vez que el coronavirus alcanza los vasos sanguíneos de las encías, viaja a través de los vasos del cuello, el tórax y llega al corazón. El corazón bombea la sangre y el virus alcanza entonces los vasos sanguíneos de la periferia de los pulmones. Esto explicaría por qué al inicio de la afección pulmonar por Covid-19, los vasos sanguíneos que irrigan los pulmones se encuentran afectados.

Los investigadores recomiendan a la población que adopte medidas higiénicas básicas, como lavarse los dientes tres veces al día y el uso de productos de enjuague bucal. Estas sencillas conductas ayudarían a mantener la salud de las encías, y podría prevenir los casos más graves de COVID-19.

Comentarios