Escucha esta nota aquí

Aumento del horario de votación, mascarillas o bolígrafo propio son algunas de las medidas que Chile adoptó para conseguir seguridad sanitaria el 25 de octubre, cuando 14,7 millones de personas están convocadas a un histórico plebiscito constitucional.

Las normas fueron adecuadas a la pandemia de Covid-19 para que los electores decidan si quieren o no una nueva Constitución que entierre la heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), uno de los principales focos de críticas durante las protestas que sacudieron el país desde el 18 de octubre de 2019.

El Servicio Electoral de Chile publicó este viernes las modificaciones que conciernen el acto democrático y que implican una extensión del horario de votación por 12 horas, con un lapso de tres horas exclusivo para mayores de 60 años.

También se obliga a los votantes a llevar su propio bolígrafo de color azul para marcar las papeletas.

La cabina de voto será en esta ocasión sin cortina para evitar el contacto de cada elector al entrar y salir, aunque con garantías para que el voto permanezca secreto. La mascarilla será obligatoria.

Los infectados de Covid-19 no podrán ejercer su voto por motivos de salud, y porque Chile no tiene establecido el voto por correo o a distancia; idea desestimada ante la cercanía de la fecha electoral.

Hasta este viernes, en Chile se han registrado 15.727 casos activos de coronavirus. En total, el país contabiliza ya 418.469 enfermos y más de 15.000 fallecidos, considerando los decesos confirmados y sospechosos.

Los votantes tendrán que rellenar dos papeletas: una para responder "apruebo" o "rechazo" a la pregunta "¿quiere usted una nueva Constitución?"; otra para elegir entre las opciones "convención mixta constitucional" o "convención constitucional" como respuesta a la pregunta "¿que tipo de órgano debiera redactar la nueva Constitución?".

El plebiscito es considerado la elección más importante en tres décadas de democracia en Chile desde el plebiscito de 1988 en el que los chilenos votaron para sacar a Pinochet del poder.