Escucha esta nota aquí

Chile aprobó este miércoles el uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus, permitiendo que sea importada y que comience su administración a la población mayor de 16 años. "Desde hoy el Ministerio de Salud tiene la venia para poder importarlas", aseguró el director en funciones del Instituto de Salud Publica (ISP), Heriberto García, tras informar a la prensa.

La decisión fue tomada por un comité de 22 expertos del país vecino que dio luz verde a la inoculación con esta vacuna en el país a los ciudadanos para que reciban la vacuna desarrollada en Reino Unido.

"El comité de expertos analizó materias súper relevantes, por ejemplo, si Chile estaba preparado o no en la logística para recibir vacunas", explicó García. "Chile tiene hoy día un sistema adecuado para recibir vacunas, tiene esta logística tan compleja para poder vacunar a la población", añadió.

Se espera que las primeras dosis comiencen a llegar en los próximos días, mientras que medios locales informaron que el presidente Sebastián Piñera emitirá durante el día un mensaje en el que dará mayores certezas sobre las fechas.

Gran Bretaña fue el primer país occidental en aprobar el uso de la vacuna de Pfizer el pasado 2 de diciembre. En América Latina, ya lo han hecho México, Panamá y Costa Rica. En septiembre, Chile suscribió acuerdos para dotarse de millones de vacunas contra el coronavirus, entre ellos uno con Pfizer-BioNtech para acceder a 10 millones de dosis.

Adicionalmente, se integró en Covax -una iniciativa global liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Unión Europea, países latinoamericanos y fundaciones como la de Bill y Melinda Gates-, lo que permitirá al país acceder a otros ocho millones de dosis de la vacuna que elija y que tenga la validación de la OMS.

Chile reservó también 14,4 millones de dosis del inmunizante que está desarrollando el laboratorio AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford, y llegó a un acuerdo con el laboratorio Sinovac de China para acceder a otras 20 millones de dosis.

El gobierno anunció que se vacunará en primer lugar a la población más vulnerable al virus, estimada en cinco millones de chilenos, lo que equivale a un 26% de sus ciudadanos. Ese primer grupo incluye a los trabajadores de la salud, los mayores de 65 años, enfermos crónicos y personas que viven en centros cerrados. Luego se irá avanzando hacia el resto de la población.

La aprobación de la vacuna llega después de que Chile haya registrado más de 576.000 contagiados de coronavirus y más de 15.900 fallecidos desde que se confirmó el primer caso de covid-19 el 3 de marzo.

Comentarios