Escucha esta nota aquí

Este jueves Chile alcanzó su mayor cantidad de muertes en un solo día (22 decesos) desde que registró su primer caso de coronavirus, el 3 de marzo, totalizando 368. La situación tiende a agravarse y por ello funerarias y cementerios se preparan para no colapsar sus servicios.

En las últimas 48 horas la situación empeoró con el aumento en el número de nuevos casos y de fallecidos, a pesar de que el Gobierno de Chile ejecuta una cuarentena estratégica y dinámica, en la que algunas comunas entran y otras salen dependiendo de la situación epidemiológica de cada localidad.

El sitio web Emol indicó que la alerta se encendió ayer, cuando se conoció el aumento del número de casos positivos, los que llegaron a 2.660 en un solo día, un 62% más que en la jornada anterior, superando por primera vez los 2.000 casos diarios. 

Por ello, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció en esa misma jornada nuevas medidas para controlar la propagación del coronavirus, que entrarán en vigencia mañana viernes a las 22:00, entre estas una cuarentena total en las 38 comunas del Gran Santiago.

Mientras que este jueves fue el récord de nuevos casos positivos en personas sintomáticas, con 2.301 a escala nacional; y también en la Región Metropolitana, con 1.994. Además, por primera vez los casos activos en el país superaron los 20.000, llegando a 21.017, según Emol.

Además, se registraron 2.659 nuevos contagios en las últimas 24 horas, con lo que Chile superó los 37.040 infectados. De estos, 21.016 son casos activos y 15.655 recuperados, según el Ministerio de Salud de Chile.

Por su parte, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó que hay 555 pacientes conectados a respiradores mecánicos, y de ellos, 114 permanecen en estado crítico.

Emol reportó que hoy también se dio un récord de hospitalizados por coronavirus, con 3.005 personas en el país de manera simultánea. También se registró el mayor número de personas internadas en la UCI (663) y conectadas a un ventilador mecánico (555). 

La Tercera, por su parte, indicaba que funerarias y cementerios aceleran sus planes y protocolos, que incluyen desde la excavación de nuevas tumbas para el entierro exclusivo para fallecidos por Covid-19, hasta aumentar la seguridad en los sepelios.

“Como cementerio entendemos la misión histórica que tenemos, que es dar digna sepultura a los habitantes que la necesiten. Nos damos cuenta que estamos en una situación particular, que las pandemias provocan más muertos y por eso hemos querido habilitar más sepulturas nuevas, aproximadamente 1.000, aunque ojalá no las usemos”, dijo a La Tercera Raschid Saud, director del Cementerio General de Santiago.

El funcionario agregó que hace un mes y medio aproximadamente se están preparando para el periodo más duro de la pandemia y aclaró que ninguna autoridad les ha solicitado tener a disposición más tumbas, “ni por escrito ni verbalmente”.