Escucha esta nota aquí

De acuerdo con información del diario South China Morning Post, China está desarrollando un reactor nuclear para ayudar a sus misiones a la Luna y Marte. Pero lo que más llama la atención de este reactor, es que puede generar un megavatio de electricidad, lo cual se afirma, es 100 veces más potente que el dispositivo similar en el que está trabajando la NASA.

Dado que el combustible químico y la energía solar no van a ser suficientes para cubrir las demandas de la exploración espacial humana y los posibles asentamientos en otros cuerpos, el reactor será la fuente de energía para garantizar que la vida humana sea sostenible de manera permanente en la Luna, y está previsto para terminar su desarrollo rumbo a 2030.

"La energía nuclear es la solución más esperanzadora. Otras naciones han lanzado algunos planes ambiciosos. China no puede permitirse el precio de perder esta carrera”, afirmó uno de los científicos que se mantuvo en el anonimato.

Los retos

Pero el reactor espacial de un megavatio enfrentará algunos retos relacionados a la refrigeración, ya que solo una fracción del calor generado podría utilizarse para producir electricidad, y el resto debe disiparse en el espacio para evitar una fusión. De hecho, se sabe que debido a lo pequeño de su tamaño, alcanzará una temperatura mucho más alta que la Tierra.

Por otra parte, al calor de la carrera espacial, la llamada basura espacial también representa un obstáculo: actualmente hay unos 228 millones de piezas de basura orbitando el planeta. Tan solo este mes, un satélite ruso explotó en una prueba que derivó en cientos de miles de piezas de desechos que quedaron en órbita, una "amenaza a los intereses de todas las naciones”, apuntó un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.

Al margen, cabe señalar que el secretismo que rodea a los programas de reactores nucleares espaciales significa que no existe una legislación que pueda hacer frente a un accidente, tal como un lanzamiento fallido o una fusión en el espacio, indica el South China Morning Post.

"Es necesario establecer urgentemente un sistema de evaluación y gestión de la seguridad que se adapte a la situación tecnológica de nuestro país, y aumentar la transparencia de los avances en investigación y desarrollo para reducir la preocupación del público en general”, declaró el científico espacial Zhang Ze, del Instituto de Propulsión Espacial de Shanghai.

Comentarios