Escucha esta nota aquí

China indicó este lunes seguir "de cerca la situación" en Birmania y llamó a sus ciudadanos en el país a ser prudentes, al citar los daños en fábricas de propiedad china.

"China espera que Birmania adoptará medidas prácticas para garantizar la seguridad de los chinos", afirmó ante la prensa un portavoz de la diplomacia china, Zhao Lijian, llamando a sus compatriotas "a no bajar la guardia".

Al menos 44 personas murieron el domingo en Birmania en manifestaciones contra el golpe de Estado militar, uno de los balances de muertos más elevados desde el 1 de febrero.

En Rangún, la capital económica, varias fábricas propiedad de chinos fueron "destruidas, saqueadas, incendiadas", indicó el domingo la embajada de China en Birmania, precisando que algunos de sus ciudadanos resultaron heridos.

Según esta fuente, la mayoría de fábricas atacadas están vinculadas al sector textil.

A preguntas sobre si China estudiaba una eventual evacuación de sus nacionales, el vocero se limitó a indicar que Pekín seguía "de cerca la situación" y estaba "muy preocupado" por su seguridad.

Zhao llamó a las autoridades birmanas a llevar a los responsables ante la justicia.

China, país vecino de Birmania, es uno de sus principales socios comerciales. Y las inversiones chinas en el país asiático permitieron crear unos 400.000 empleos, afirma Pekín.

Comentarios