Escucha esta nota aquí

El ministro chino de Defensa, Wei Fenghe, exigió este jueves a Estados Unidos que detenga sus "palabras y actos equivocados", durante una conversación telefónica con su homólogo estadounidense Mark Esper, indicó la agencia Xinhua.

Se trata de una de las pocas conversaciones directas estos últimos meses entre altos responsables de ambos países. Pekín y Washington mantienen tensas relaciones con respecto a numerosos asuntos, incluida la próxima visita histórica a Taiwán de un ministro estadounidense.

Estados Unidos enviará a Taipéi al secretario de Salud, Alex Azar, que dirigirá la delegación de más alto nivel desde 1979, fecha en la que los estadounidenses cortaron relaciones diplomáticas con la isla con el fin de reconocer a la República Popular de China.

Esta visita es considerada como una provocación por el Gobierno comunista, que considera a Taiwán como una parte de su territorio y se opone a cualquier relación oficial entre las autoridades de la isla y países extranjeros.

Las tensiones bilaterales también se avivaron por el mar de China Meridional. Pekín reivindica casi integralmente las islas de esta vasta zona marítima.

Estados Unidos considera estas pretensiones excesivas con respecto a los otros vecinos (Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunéi) y a menudo envía navíos o portaaviones a la región, en nombre de la "libertad de navegación".

"Wei Fenghe exigió a Estados Unidos que ponga fin a sus palabras y actos equivocados", indicó la agencia Xinhua.

El ministro igualmente pidió a Washington "reforzar su gestión de los riesgos en el mar, abstenerse de tomar iniciativas peligrosas que podrían provocar una escalada y mantener la paz y la estabilidad regional".

Más temprano, Wang Wenbin, un portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, prometió durante una rueda de prensa habitual "firmes represalias" a la visita del ministro estadounidense a Taiwán.

Esta disputa se añade a la larga lista de asuntos que mantienen enfrentados a China y Estados Unidos, como la gestión de la pandemia de Covid-19, Huawei, el trato a los musulmanes uigures, la aplicación TikTok o la reciente ley sobre seguridad nacional en Hong Kong.