Escucha esta nota aquí

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos denunció el miércoles ante la OEA “una nueva fase de la represión” en Nicaragua, y pidió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el órgano judicial del bloque regional, proteger a cuatro opositores en “extrema situación de riesgo”.

Ante el consejo permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola, alertó sobre el “grave escalamiento” de la situación en Nicaragua, donde el gobierno de Daniel Ortega detuvo en los últimos días a una veintena de opositores.

“Los hechos ocurridos en estas semanas evidencian una nueva fase de la represión de cara a las próximas elecciones, que pone en duda la voluntad del Estado nicaragüense de realizar elecciones libres, justas y transparentes”, afirmó.

Urrejola recordó que la CIDH señala el quebrantamiento del Estado de derecho en Nicaragua desde 2018, cuando la respuesta del gobierno de Ortega a protestas en su contra tuvo conductas que “deben considerarse crímenes de lesa humanidad”.

El “estado de excepción de facto” en Nicaragua no sólo se mantiene, sino que ahora se ha “intensificado”, aseguró.

Urrejola señaló la “aprobación de leyes contrarias al derecho internacional”, “falta de garantías judiciales mínimas”, “arbitrariedad” del gobierno e “impunidad generalizada”.

Protección de la Corte IDH

Entre la veintena de detenidos recientemente, cinco de los cuales son precandidatos presidenciales para los comicios del 7 de noviembre, Urrejola destacó la situación de algunos arrestados con violencia, o con padecimientos de salud.

Mencionó en particular los casos de Violeta Granera, José Adán Aguerri, José Pallais, Suyen Barahona, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco, Tamara Dávila, Dora Téllez, Ana Margarita Vijil, Luis Alberto Rivas, Miguel Mendoza y María Fernanda Flores. También señaló el allanamiento de la casa del periodista Carlos F. Chamorro.

Granera y Aguerri están entre los cuatro detenidos que la CIDH solicitó a la Corte IDH proteger con medidas provisionales. Además, solicitó el amparo de los aspirantes presidenciales Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, también arrestados en las últimas tres semanas.

La Comisión subrayó en un comunicado que la vida e integridad de estos cuatro opositores y de sus familiares, para quienes pidió asimismo amparo, corre peligro. La CIDH, con sede en Washington, ya había emitido medidas cautelares para ellos en 2018 y 2019.

La Corte IDH, con sede en San José, Costa Rica, emite medidas provisionales “en casos de extrema gravedad y urgencia” y su cumplimiento es obligatorio para todos los países miembros del sistema interamericano.


Comentarios