Escucha esta nota aquí

Autoridades colombianas informaron sobre el secuestro del ciudadano español Jesús Quintana en el departamento de Cauca (suroeste), sacudido por una oleada de violencia.

Quintana, quien funge como director para las Américas del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), fue "retenido" por "un grupo criminal" mientras se dirigía al vecino departamento del Huila, explicó el director de la Policía, Óscar Atehortúa, en una declaración a medios.

"Por (...) su origen extranjero le llamó la atención a esta organización criminal y por lo tanto se conoce que pretenden hacer una exigencia económica", detalló Atehortúa, quien no identificó al grupo que tiene al español en su poder. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de España dijo que autoridades de ambos países investigaban "el presunto secuestro de un ciudadano español en el Departamento Cauca (Colombia)", pero no confirmó la identidad del rehén.

"La Dirección Antisecuestro y Antiextorsión (Diase) de la Policía colombiana y la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional en España están investigando, en estrecha colaboración, el presunto secuestro de un ciudadano español en el Departamento Cauca (Colombia)", dijo la Cancillería en un comunicado este lunes.

"La investigación de los hechos, que se produjeron ayer, se desarrolla dentro de la máxima confidencialidad con la intención de preservar la integridad física de la presunta víctima con cuyos familiares las autoridades españolas mantienen un contacto permanente", añadió.

El CIAT está presente en decenas de países y, según su sitio web, ofrece "soluciones científicas" para transformar los "sistemas alimentarios" alrededor del mundo. Quintana estaba a cargo de una sucursal de la organización en la ciudad de Cali (suroeste). 

Cauca es una de las regiones más castigadas por el rebrote de la violencia en Colombia, que atraviesa una de las peores arremetidas de los grupos armados desde la firma de la paz con la guerrilla marxista FARC en 2016. 

Cuatro indígenas fueron asesinados la noche del sábado en este departamento, donde guerrilleros del ELN, grupos armados de origen paramilitar, bandas de narcotraficantes y rebeldes que se apartaron de los acuerdos de paz firmados por las FARC se disputan más de 17.000 hectáreas de cultivos de coca.


Comentarios