Escucha esta nota aquí

El gobierno de Colombia rechazó y tildó de "infundada" la denuncia de Venezuela sobre la incursión de mercenarios procedentes desde su territorio, que supuestamente pretendían atacar a líderes del chavismo este domingo (03.05.2020), un hecho también cuestionado por la oposición venezolana que lo califica como "montaje" debido a sus "incongruencias" y "contradicciones".

En un comunicado, la cancillería desestimó las afirmaciones del que llamó "régimen dictatorial de Nicolás Maduro" que buscan involucrar a Colombia en "supuestos hechos de desestabilización". "Se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al Gobierno de Colombia en una trama especulativa", subrayó el ministerio de Relaciones Exteriores.

Este domingo el ministro venezolano de Interior, Néstor Reverol, aseguró que las fuerzas del gobierno frustraron una "invasión marítima" de "mercenarios terroristas procedentes de Colombia".

La operación, que según el chavismo dejó ocho muertos y dos detenidos, se llevó a cabo en las costas del estado La Guaira, próximo a Caracas. En la acción fue incautada una lancha rápida, seis camionetas, diez fusiles y dos "ametralladoras (...) robadas del Palacio Federal Legislativo en abril de 2019", detalló Reverol.

Sin embargo, el gobierno de Duque restó credibilidad a los "hechos de desestabilización" denunciados por Caracas, y agregó que se tratan de "intentos por desviar la atención respecto de los verdaderos problemas que vive el pueblo de Venezuela, mediante la acostumbrada estrategia de ese régimen ilegítimo de buscar debates y distractores externos".

La oposición venezolana también se desmarcó del ataque y presume que se trate de un falso positivo creado por el gobierno de Maduro para actuar en contra de adversarios políticos. Se trata de "militares o civiles presuntamente ejecutados extrajudicialmente por la dictadura y sus cadáveres han sido utilizados para crear un falso positivo", dice un comunicado de la oposición.

El antichavismo contempla otro escenario según el cual lo ocurrido fue "un hecho delictivo manipulado por la dictadura para continuar la persecución" a la oposición y califica la denuncia gubernamental de un "montaje fabricado" con el que el Ejecutivo busca "desviar la atención" de otros hechos, como el motín carcelario registrado el viernes en el noroeste de Venezuela que dejó al menos 50 reos fallecidos y decenas de heridos.

jc (afp, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Tags