Escucha esta nota aquí

El gobierno de Colombia autorizó ayer el desconfinamiento en 90 municipios y pueblos que no han presentado casos de coronavirus en un intento por reactivar la economía, golpeada por la caída de los precios del petróleo y el cese de actividades.

"De los 150 municipios que han solicitado levantamiento del aislamiento preventivo obligatorio para dinamizar su economía, hemos otorgado 90 autorizaciones dentro de esos municipios", dijo la ministra del Interior, Alicia Arango, en un programa oficial de televisión.

En esas localidades, sin embargo, no se podrán realizar eventos masivos, ni abrir restaurantes, gimnasios o parques infantiles, entre otros, agregó Arango. En caso de que se detecte un caso de Covid-19, deberán volver al encierro obligatorio, en vigor desde el 25 de marzo y hasta el 25 de mayo.

Con 500 muertes y 12.900 contagios detectados desde el 6 de marzo, Colombia evaluaba la reactivación de la actividad económica en algunas regiones ante la concentración del virus en zonas específicas de su territorio, con el mayor foco en la capital Bogotá.

Plan de alivio

El mandatario afirmó ayer que, si lo desean, las otras localidades sin infecciones pueden pedir la autorización para retirar la orden de aislamiento obligatorio desde que cumplan con un "estricto apego a protocolos de salud". Para 2020, el gobierno conservador de Duque prevé uno de los "peores" desempeños económicos de la historia por la caída de los precios del petróleo y la suspensión de actividades por el encierro.

Con un desempleo urbano de 13,4% y una informalidad del 47%, la cuarta economía latinoamericana pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) la renovación de un crédito por 11.000 millones de dólares para atender la emergencia sanitaria.

Para enfrentar la pandemia, el gobierno lanzó un plan que ronda los 15.000 millones de dólares, el cual incluye créditos, subsidios a los más pobres y recursos al sistema de salud.