Escucha esta nota aquí

Por DPA

Con la colocación de la primera piedra en la isla alemana de Fehmarn comenzaron simbólicamente las obras de construcción del túnel bajo el Mar Báltico entre Alemania y Dinamarca.

El ministro de Transporte danés, Benny Engelbrecht, dijo a DPA en Fehmarn que la conexión ferroviaria entre Hamburgo y Copenhague será más atractiva para los viajeros gracias al túnel de 18 kilómetros de largo. Añadió que eso también es bueno para el medioambiente.

El secretario de Estado parlamentario en el Ministerio de Transporte alemán, Enak Ferlemann, a su vez, subrayó: "Es un proyecto en el que se puede reconocer que Europa está convergiendo".

El ministro de Transporte del estado federado alemán de Schleswig-Holstein, Bernd Buchholz, habló de un gran día. "Es realmente un proyecto del siglo", dijo. Añadió que el Enlace Fijo de Fehmarn es una gran oportunidad. Los opositores al proyecto son "una minoría ruidosa", dijo, y apostó por un acuerdo en el futuro.

Desde julio, se está trabajando del lado danés en la excavación de la fosa del túnel. Desde septiembre, también del lado alemán.

De acuerdo a los planes, el túnel carretero y ferroviario de 18 kilómetros de largo estará terminado en 2029.

Dinamarca carga con los costos de la construcción del túnel de aproximadamente 7.100 millones de euros (unos 8.000 millones de dólares). Alemania, a su vez, asumirá con los costos de las conexiones carreteras y ferroviarias de 3.500 millones de euros.

Comentarios