Escucha esta nota aquí

AFP/EL DEBER/dw.com

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se mostró este martes "profundamente preocupado" ante la ola de violencia que está sacudiendo los territorios palestinos ocupados y advirtió que Israel y Hamás se dirigen a una "guerra a gran escala". 

"Condenamos cualquier acto de violencia y cualquier incitación a la violencia, así como las divisiones étnicas y provocaciones", dijo el portavoz del organismo Rupert Colville, a los periodistas en Ginebra.

Israel ha utilizado la fuerza de forma innecesaria y desproporcionada contra manifestantes palestinos, quienes protestan desde hace algunas semanas contra el desahucio de familias palestinas de un barrio de Jerusalén Este ocupada, dijo el funcionario de la ONU.

"Las Fuerzas de Seguridad Israelí deben permitir y garantizar el ejercicio de las libertades de expresión, asociación y reunión. Ninguna fuerza debe ser utilizada contra aquellos que ejercen estos derechos pacíficamente", sostuvo el portavoz de la Oficina.

El Consejo de Seguridad de la ONU tendrá el miércoles una reunión de urgencia sobre el conflicto entre Israel y los palestinos, la segunda en tres días, informaron fuentes diplomáticas este martes.

La nueva sesión a puerta cerrada del principal órgano de Naciones Unidas fue solicitada por Túnez, Noruega y China. La primera reunión el lunes, a pedido de Túnez, se saldó sin ninguna declaración común del Consejo.

Israel justifica

Las autoridades israelíes sostienen que su acción responde al lanzamiento de misiles contra áreas civiles desde territorio palestino, una agresión de la que acusa al movimiento Hamás.

Colville consideró que "no es fácil decir quienes son los culpables de los misiles" porque "Hamás no es el único grupo en Gaza, donde hay otros grupos armados, y no está claro quién los ha lanzado".

Al respecto, sostuvo que la utilización indiscriminada de armas peligrosas en áreas civiles podría ser "potencialmente un crimen de guerra"

 Grupos armados palestinos habrían lanzado unos 250 cohetes contra Israel en las últimas veinticuatro horas, que han causado diecisiete heridos entre los civiles. 

La ONU está particularmente preocupada por el impacto de los enfrentamientos en los niños y ha pedido que se libere a los menores detenidos.

Comentarios