Escucha esta nota aquí

El Partido Laborista en el poder en Jamaica fue el contundente vencedor de las elecciones generales del jueves, con más de tres cuartos de los escaños del Parlamento, pese a una participación muy baja debido al coronavirus.

No obstante, el virus parecía la última de las preocupaciones de sus partidarios, quienes vestidos de verde, el color del partido, celebraron su victoria en las calles sin mascarilla y sin respetar las distancias.

El primer ministro, Andrew Holness, recurrió al vídeo para pronunciar su discurso de victoria desde una sala donde solo algunos miembros de su equipo y periodistas estaban presentes.

El Partido Laborista tendrá 49 de los 63 escaños del Parlamento, lo que supone una derrota contundente del Partido Nacional del Pueblo, que había enfocado su campaña en la lucha contra la corrupción y la criminalidad así como en la mala gestión, según ellos, de la crisis provocada por el Covid-19.

La decisión del primer ministro de convocar elecciones anticipadas, mientras el país registra un pico de casos de virus en la últimas semanas, fue muy criticada por la oposición, que recordó que es "muy difícil" en Jamaica "contener el entusiasmo que rodea a las campañas electorales".

Pese a las numerosas medidas de seguridad (tomar la temperatura, gel, mascarillas y distancias) que se habían adoptado en los colegios electorales, solo el 37% de los electores acudió a las urnas, el porcentaje más bajo registrado históricamente. En los comicios precedentes la participación se elevó al 48%.

Jamaica ha registrado cerca de 3.000 casos de coronavirus y 29 muertos, según cifras oficiales.