Escucha esta nota aquí

Chile superó este martes los 300.000 infectados de coronavirus, al sumar 2.462 nuevos casos en las últimas 24 horas y 50 fallecidos, y confirmó una tendencia a la baja desde hace 23 días que lleva a las autoridades a comenzar la planificación de un desconfinamiento.

La confirmación de cifras alentadoras se concentra en la región Metropolitana, donde viven 7,1 de los 18 millones de habitantes de Chile y foco del 80% de los contagios en este país que suma más de 7.000 muertes confirmadas por PCR (hisopado) y si añade los casos probables registra 10.159 decesos desde marzo, según un reporte semanal del ministerio de Salud.

"Ratificamos una mejoría que cumple 23 días. En la región Metropolitana observamos una disminución promedio semanal en la positividad de los exámenes de PCR, que ha bajado a un 24%, y también una caída en el número de casos confirmados", dijo el ministro de Salud, Enrique Paris.

El titular de Salud insistió en que aún hay que ser muy cauteloso con la planificación del fin del confinamiento, que en Santiago cumple 47 días este martes.

Durante las últimas 24 horas, Chile sumó 2.462 nuevos contagios de coronavirus, para totalizar 301.019 desde el primer caso confirmado el 3 de marzo. En cuanto a los fallecidos, se reportaron 50 muertes inscritas, para totalizar 6.434 de acuerdo al reporte diario y 10.159 en el reporte semanal con criterios de la OMS que considera los casos "probables".

Instituciones como Espacio Público, que han ido analizando con estadísticas el avance de la pandemia, coinciden con la evaluación del gobierno. 

"La evidencia acumulada es suficiente para concluir que hemos pasado de una leve mejoría a una clara tendencia a la baja en los nuevos contagios y la positividad en la Región Metropolitana", afirmó en un último reporte.

En base a estos datos, el ministro Paris afirmó que el gobierno comenzó a planificar un desconfinamiento en principio en Santiago. En Antofagasta, norte del país, y O'Higgins, en el sur, también en cuarentena, los casos siguen en aumento.

Las autoridades preparan con todas las precauciones sanitarias "un plan para comenzar muy gradualmente, poco a poco y paso a paso, para avanzar a una futura estrategia de desconfinamiento", dijo el ministro.

A mediados de abril, cuando los contagios diarios llegaban a los 500, el presidente Sebastián Piñera celebró haber alcanzado una "meseta" y anunció un plan de "retorno seguro", que de acuerdo a estudios implicó la relajación de las medidas de cuidado y se tradujo en un aumento exponencial de contagios.