Escucha esta nota aquí

Una corte eslovena sentenció a dos años de prisión a una mujer que en marzo de 2019 se cortó la mano izquierda para estafar a las compañías de seguros donde tenía contratadas primas.

 El macabro hecho ocurrió en Liubliana e involucró a Julia Adlesic, de 21 años, y a su novio. Según informó entonces la policía, la mujer se amputó la extremidad deliberadamente con una sierra circular e intentó hacer creer que había sido un accidente mientras cortaba ramas.

Sin embargo, las sospechas surgieron luego de que se descubriera que un año antes Adlesic había firmado contratos con cinco compañías de seguros. Así, tras el "accidente" podría cobrar más de un millón de euros, de los que cerca de la mitad serían pagados de inmediato en tanto que el resto en cuotas mensuales. 

Según informó ABC News, los fiscales aseguraron que días antes del hecho, el novio de la mujer había buscado en internet información respecto al funcionamiento de las manos artificiales, ya que el plan contemplaba que Adlesic quedara con una discapacidad permanente. Sin embargo, la mano fue recuperada y reimplantada. 

Pese a las pruebas, durante el juicio la mujer se declaró inocente. "Nadie quiere quedar lisiado (...) Mi juventud ha sido destruida. Perdí mi mano a la edad de 20 años. Solo yo sé cómo sucedió", sostuvo.

 El tribunal también sentenció al novio de Adlesic a tres años de prisión, mientras que su padre recibió una sentencia suspendida de un año. (EMOL)