Escucha esta nota aquí

La Cámara de Diputados argentina aprobó el jueves casi por unanimidad una ley que obliga a contar con aval parlamentario para firmar acuerdos sobre la deuda, incluso con el FMI, entidad con la que el gobierno renegocia los pagos de un crédito.

"Con 233 votos afirmativos, 2 negativos y 2 abstenciones se aprobó el proyecto de ley sobre Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública", indicó la cámara en sus cuentas de redes sociales.

La norma había sido aprobada en noviembre por el Senado, cuando la iniciativa del bloque oficialista -una alianza de peronistas de centroizquierda y de centroderecha- también recibió el respaldo de la oposición de derecha y de centroderecha. La izquierda la rechazó.

"Todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como también cualquier ampliación de los montos de esos programas u operaciones, requerirá de una ley del Congreso que lo apruebe expresamente", señala el texto.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la cámara baja, Carlos Heller, defendió en el recinto el proyecto al afirmar que "va a marcar un hito en la historia legislativa en relación con los antecedentes del endeudamiento público" de Argentina.

El gobierno de Alberto Fernández está tratando de reestructurar los pagos por el préstamo stand by que el gobierno anterior, del expresidente Mauricio Macri, obtuvo del FMI para evitar una crisis en las finanzas públicas en 2018.

El monto original era de 53.000 millones de dólares, pero Fernández, antes de asumir en diciembre de 2019, pidió suspender los desembolsos cuando llegaron a 44.000 millones, con el argumento de que "Argentina no puede ahora devolver ni un dólar".

La postura de Fernández es postergar las devoluciones del crédito hasta 2025, en tanto la economía se recupera de una recesión que arrastra desde 2018.

Comentarios