Escucha esta nota aquí

El Congreso de Paraguay declaró este jueves la emergencia nacional ante grandes incendios que asuelan a varios puntos del país, atizados por vientos de 50 km/hora y temperaturas de más de 40 grados, lo que permite al gobierno brindar asistencia a los municipios afectados.

"El Congreso declaró emergencia nacional en todo el territorio para combatir los cientos de focos de incendio forestal, a la que se suma el de la basura", dijo a periodistas el parlamentario Salyn Buzarquis, en alusión al fuego que consume un basural de unas 50 hectáreas en Asunción, conocido como Cateura, donde nació la famosa orquesta de instrumentos reciclados.

"El clima que supera los 43 grados, 45 en la región chaqueña (noroeste), los fuertes vientos del norte y la falta de lluvias abona los incendios masivos. Tenemos registrado más de 7.000 focos", precisó el ministro de Emergencia Nacional, Joaquín Roa.

Desde julio no llueve en la mayor parte de este país mediterráneo de poco más de 400.000 km2 de superficie, lo que ha propiciado los incendios que afectan a la capital, Luque, Limpio, Areguá, Capiatá, Presidente Hayes, Pozo Colorado, Puerto Pinasco, Paraguarí, Caazapá, Alto Paraná, Canindeyú, entre otros puntos del país.

Un sol rojo y una nube negra dominaban el cielo de Asunción, donde viven 2 millones de personas, despertando la esperanza de lluvias, aunque la Dirección de Meteorología aclaró que se trata de humo.

"Es humo. La nubosidad que se ve, oscura y amarillenta, es humo producto de las quemazones", dijo Asmad Dami, el pronosticador de turno de Meteorología.

Los bomberos no consiguen controlar el incendio de Cateura, aunque lograron doblegar a un foco en el Jardín Botánico, cuya directora, Mary Llorens, aseguró que el fuego fue provocado por inescrupulosos.

En Remanso, en las afueras de Asunción al norte, las llamas consumieron una fábrica de carbón y obligaron a la población colindante a evacuar.

"Es un infierno. En este país ya no nos vamos a morir de coronavirus pero de asfixia por el humo sí", dijo una lugareña, Francisca Ortíz, a la televisión.

"Ya es imposible el combate terrestre. Hace falta ayuda desde arriba", dijo el portavoz de los bomberos, Jorge Valdez.

El Congreso autorizó al Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez a solicitar ayuda internacional a fin de combatir los incendios por vía aérea así como a movilizar a las Fuerzas Armadas y proporcionar ayuda, tanto de materiales como de dinero, a los municipios la restauración y recuperación de los daños ocasionados por las llamas.

Las autoridades sanitarias recomendaron a la población a aislar sus hogares para evitar el aire enrarecido e insalubre.