Escucha esta nota aquí

El Congreso de Perú abrió este jueves una sesión de interpelación al ministro de Educación, Martín Benavides, que podría conducir a su destitución por una controvertida reforma universitaria.

La interpelación tiene lugar una semana después de que el Congreso le negara un voto de confianza al entonces jefe de gabinete, Pedro Cateriano, lo que forzó su renuncia y una reestructuración del equipo ministerial del presidente Martín Vizcarra. El mandatario mantuvo entonces en el cargo a Benavides.

"Estamos cumpliendo con el llamado que nos ha hecho a la interpelación y vamos a comunicar el proceso de licenciamiento y las mejoras que ha habido para las universidades peruanas", comentó Benavides al ingresar al Congreso.

Benavides debe responder ante el pleno del Congreso 33 preguntas sobre su paso al frente de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), entre 2018 y febrero de 2020.

Las preguntas tienen que ver con presuntas irregularidades en la concesión de licencias para la apertura de filiales de dos universidades privadas

"Espero que por respeto a la transparencia no se permita que se blinde a personas que son designadas con condición de confianza y que deben rendir cuentas", dijo a la prensa la legisladora opositora fujimorista Martha Chávez, insinuando que su partido busca la remoción del ministro.

La sesión iniciada por la mañana se puede prolongar por varias horas. Si los legisladores no quedan conformes con las respuestas del ministro, pueden presentar una moción de censura a ser votada en una próxima sesión. Si es aprobada, el ministro debe dimitir.

La interpelación tiene lugar dos días después de que el Congreso le diera un voto de confianza por abrumadora mayoría al actual gabinete, que encabeza el general retirado Walter Martos, quien era ministro de Defensa.

Esta votación cerró la sorpresiva crisis política desatada la semana pasada por el rechazo de la confianza al gabinete encabezado por Cateriano.

El gabinete que encabeza Martos es el quinto que designa Vizcarra, quien inició el 28 de julio el último año de su gobierno, tras asumir el poder en marzo de 2018 luego de la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

La ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, también será interpelada próximamente por el Congreso por la caída económica durante la pandemia. El PIB de Perú cayó 17% en los primeros cinco meses de este año.

Vizcarra carece de partido y de bancada legislativa, pero suple esta deficiencia con altos índices de aprobación entre la ciudadanía, según los sondeos.