Escucha esta nota aquí

El arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, calificó de arbitraria la prohibición de hacer misas con más de 20 personas en los templos, establecida por el Gobierno para evitar el contagio de la Covid-19.

"Un sector del poder político que se ha corrompido gravemente quiere someter a la Iglesia con arbitrariedades, con humillaciones, mientras se dedica al robo, la malversación y el tráfico de influencias a niveles exasperantes", expresó el prelado católico en una homilía.

Las expresiones del arzobispo fueron consideradas como una respuesta a la decisión del Gobierno de mantener en 20 personas la cantidad autorizada para ingresar a los templos en los oficios religiosos.

El Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez inició este lunes la fase 3 de la flexibilización de la cuarentena vigente desde el 11 de marzo.

La fase incluye la reapertura de los restaurantes, los centros de compras, los teatros y los clubes deportivos en base a protocolos estrictos que estos sectores prometieron cumplir.

Se autorizó también el regreso a las Iglesias pero con 20 feligreses por culto religioso.

"La misa sirve para dar alivio psicológico a los fieles que necesitan encontrar un refugio en la fe", subrayó el obispo.

El viceministro de Salud, Juan Carlos Portillo, explicó el lunes a periodistas que "nada puede atribuirse a capricho, autoritarismo ni nada por el estilo" y que "el objetivo es precautelar la vida por sobre todo". Dijo que en Corea del Sur se produjo una ola importante de contagios a partir de cultos religiosos.

Para Portillo, los cultos religiosos, por su naturaleza producen contactos entre personas y advirtió que el contagio se puede adquirir hasta en los cánticos.

"Los pastores y fieles reclamamos objetividad, porque la arbitrariedad no tiene nada de ciencia ni comprensión de la verdad", remarcó a su turno el religioso.

Después de 30 días sin ningún deceso, Paraguay registró este lunes el duodécimo fallecido por coronavirus, anunció el ministro de Salud, Julio Mazzoleni. El país registra 1.296 casos desde que se desató la pandemia el 7 de marzo.