Escucha esta nota aquí

La pandemia de Covid-19, la crisis social y económica, los desastres ecológicos... La célebre revista estadounidense repasa la serie de graves acontecimientos que marcaron el año 2020. En la portada del número de este fin de semana, una cruz roja tacha los cuatro dígitos del año en una observación implacable: 2020 es "el peor año de la historia".

Recordando que las últimas grandes guerras, crisis financieras o pandemias ocurrieron al menos hace 80 años, la columnista cultural Stephanie Zacharek pinta un panorama sombrío de este año entre la pandemia, la muerte de George Floyd y las protestas que siguieron a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

En Twitter, los usuarios de internet criticaron la edición de la revista, argumentando que la obligación de pasar unos meses en casa no puede compararse con las grandes guerras del siglo XX. Zacharek respondió en su artículo: "Tendrías que tener al menos 100 años para recordar la Primera Guerra Mundial o la epidemia de gripe española de 1918, al menos 90 años para recordar la Gran Depresión, y al menos 80 años para recordar la Segunda Guerra Mundial. Pero el resto de nosotros nunca estuvimos preparados para eso".

Y para citar los acontecimientos que marcaron el año, la periodista enumera "una recurrencia de los desastres ecológicos que confirman lo mucho que destruimos la naturaleza, una elección disputada por un argumento de fantasía, y un virus probablemente transmitido por un murciélago que podría afectar a toda la población y llevarse la vida de un millón y medio de personas en todo el mundo".

Un año tristemente banal

Como crítica de cine, Stephanie Zacharek explica que "si el 2020 fuera una película distópica, dejarías de verla después de 20 minutos", porque este año, además de ser el peor de la historia, es "tristemente banal y aburrido".

La columnista de Time, sin embargo, concluye su artículo con un guiño de esperanza para el próximo año. "Los estadounidenses son optimistas por naturaleza", añade, "por eso les gustamos a nuestros aliados, aunque se rían de nosotros a nuestras espaldas - ¡pero no nos importa! Nuestro optimismo es nuestro rasgo de carácter más ridículo, pero también el más hermoso. La vida no siempre es un bello amanecer, a veces hay que pasar por las horas oscuras justo antes".

(Tomado de Radio Francia Internacional)

Comentarios