Escucha esta nota aquí

Corea del Norte difundió ayer imágenes pixeladas de su último ensayo armamentístico, descrito como un nuevo lanzamisiles guiado, creando temores de que pueda ser usado para golpear una importante base militar estadounidense en Corea del Sur.

La filmación retransmitida por la televisión estatal KCTV mostraba al líder Kim Jong Un supervisando el miércoles un lanzamiento desde lo que parece un puesto de comando móvil, y la silueta de él mirando cómo el arma se elevaba en el cielo. No obstante, en un movimiento inusualmente secretista, algunas de las imágenes habían sido posteriormente pixeladas, y la agencia oficial KCNA ni siquiera publicó fotografías de las pruebas.

Esto sugiere que Pyongyang no ha mostrado el nuevo sistema en uno de sus desfiles militares y que estaba tratando de ocultar algunas de sus características. Tras el lanzamiento, Seúl afirmó que el ensayo incluía dos misiles balísticos de corto alcance que volaron 250 kilómetros antes de caer al mar.

Tags

Comentarios