Escucha esta nota aquí

Por RFI (Por Nicolas Rocca, corresponsal en Seúl)

Una campaña publicitaria ha sembrado el pánico en las redes sociales de Corea del Sur tras ser acusada de misandria. Este cartel promocional de una campaña en torno a la acampada mostraba dos dedos agarrando una salchicha: los internautas lo consideraron demasiado parecido al de un grupo feminista que muestra un índice y un pulgar juntos, lo que consideran un ataque al tamaño del sexo masculino. La polémica ha llegado ahora a la policía nacional.

En la mente de los internautas escandalizados por este cartel, todo empezó con un grupo feminista que se disolvió hace cuatro años, llamado Megalia. El logotipo del grupo mostraba un dedo índice y un pulgar juntos, lo que se consideró en su momento como un intento de atacar a los hombres al mostrarlos con un sexo pequeño.

La semana pasada, la empresa de alimentación GS25 presentó un cartel de campaña promocional en torno a la acampada, con una mano en una posición ligeramente similar agarrando una salchicha a la parrilla. Eso fue suficiente para que las redes sociales ardieran. Los llamamientos al boicot se multiplicaron hasta el punto de que se eliminó la mano del visual, antes de que se retirara todo el cartel.

Como prueba del poder de las redes sociales en Corea del Sur, la empresa se disculpó a través de su director general.

Una petición para poner fin al contrato con el Estado

Sin embargo, la controversia no se apagó. Porque los internautas que se han sentido agredidos por el cartel han creado una petición en la página web de la Presidencia de Corea del Sur. Como la marca tiene un contrato con el Estado para suministrar alimentos a los soldados, los usuarios llamaron al boicot y a la ruptura del contrato.

La petición ya ha reunido casi 100.000 firmas. El martes 11 de mayo, la responsable del cartel tuvo que pedir disculpas a los medios de comunicación, explicando que no tenía ninguna intención particular con el cartel y que era "una madre trabajadora que quiere a su hijo y a su marido".

Otras empresas se ven obligadas a retirar los símbolos de dedos agarrando objetos

La polémica se ha extendido ahora a otros negocios, incluyendo marcas de pollo a la parrilla que tenían un cartel con un símbolo similar: simplemente dos dedos agarrando pollo. Finalmente retiraron los carteles que se consideraban problemáticos y pidieron disculpas.

Lo mismo ocurrió con una marca de fideos instantáneos que tenía la imagen de una mano con palillos. Esta vez, el culpable ha sido el dedo meñique, demasiado cercano para el gusto de algunos a otro dedo, interpretado como odio al hombre por parte de estas empresas. Pero no sólo los actores privados están preocupados: la policía coreana, que muestra un cartel similar en una de sus campañas de reclutamiento, también ha sido objeto de críticas.

¿Blogs "masculinistas" en el origen de la polémica?

Aunque todavía es difícil saber de dónde partió tal polémica en las redes sociales, son principalmente los hombres los que reaccionaron.

En Corea del Sur hay muchos blogs utilizados sólo por hombres, donde se hacen comentarios extremadamente sexistas y antifeministas, incluso "masculinistas". 

Por ejemplo, en una de ellos, llamado Ilbe, se refieren a las mujeres como 피싸개 (Pi Sa Gae), que literalmente significa "envoltura de sangre": una referencia muy poco sutil a la menstruación. Y en los últimos días, muchas discusiones en torno a esta controversia han florecido en estos sitios.


Comentarios