Escucha esta nota aquí

Autoridades costarricenses anunciaron este miércoles el endurecimiento de las restricciones a la circulación vehicular y el comercio en la zona norte del país, fronterizo con Nicaragua, ante un brote de casos de Covid-19 en la zona.

El anuncio se hizo al revelarse 52 nuevos contagios del nuevo coronavirus, el más alto registrado en Costa Rica desde el inicio de la pandemia, con una fuerte concentración en la zona fronteriza con Nicaragua, un país que no ha tomado medidas de contención contra el Covid-19.

Costa Rica, de 5 millones de habitantes, acumula 1.157 casos de covid-19 y 10 fallecidos, aunque esta última cifra no ha variado desde hace casi tres semanas.

"Estos 52 casos (nuevos) están concentrados en ciertos distritos de la zona norte del país", precisó el ministro costarricense de Salud, Daniel Salas, en conferencia de prensa.

Salas advirtió la semana pasada que Nicaragua era la principal amenaza sanitaria para Costa Rica debido a que, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), tiene circulación comunitaria del coronavirus.

La circulación comunitaria implica que el virus se transmite sin que las autoridades de salud tengan control del origen de los contagios.

El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, anunció el aumento del nivel de alerta en los distritos donde se concentra la mayoría de los nuevos contagios.

La víspera, el gobierno anunció restricciones al tráfico vehicular y fluvial en cantones y distritos fronterizos con Nicaragua.

El aumento de casos se dio en momentos que el país inicia la segunda fase de alivio de restricciones impuestos para contener la pandemia.

El ministro Salas aclaró que el brote no detendrá la apertura y será atendido con medidas focalizadas en las zonas afectadas.