Escucha esta nota aquí



La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 2.593.872 de muertes en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP, a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la pandemia unas 116.768.620 personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas a posteriori por los diferentes organismos, como en Rusia, España o Reino Unido.

El domingo se registraron en el mundo 5.034 nuevas muertes y 360.341 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Brasil, con 1.086 fallecidos, Estados Unidos (617) y Rusia (379).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 525.035 con 28.999.266 contagios.

Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 265.411 muertos y 11.019.344 casos; México, con 190.604 muertos (2.128.600 casos); India, con 157.853 muertos (11.229.398 casos) y Reino Unido, con 124.419 muertos (4.218.520 casos).

Entre los países más golpeados, República Checa registra la mayor tasa de mortalidad, con 204 decesos por cada 100.000 habitantes, seguido de Bélgica (192), Eslovenia (187), Reino Unido (183) y Montenegro (170).

Desde el comienzo de la pandemia, la cantidad de pruebas efectuadas aumentó considerablemente y las técnicas de rastreo mejoraron, provocando un alza en los contagios declarados.

Sin embargo, la cantidad de casos diagnosticados sólo refleja una parte de la totalidad de contagios, los casos menos graves o asintomáticos siguen sin ser detectados.

Este balance fue realizado utilizando datos de las autoridades nacionales recopilados por las oficinas de AFP y con informaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Debido a correcciones de las autoridades o la publicación tardía de los datos, el aumento de las cifras publicadas en 24 horas puede no encajar exactamente con los números del día anterior.

Comentarios