Escucha esta nota aquí

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enfrentaba este lunes nuevas presiones contra la realización esta semana de un mitin electoral en Tusla, Oklahoma, luego que un alto funcionario de salud y un diario local llamaran a aplazarlo debido a la pandemia de Covid-19.

"Este es el momento equivocado", dijo sin rodeos el editorial del diario Tulsa World sobre el mitin, que marca el regreso de Trump a la campaña de cara a los comicios de noviembre.

"No sabemos por qué escogió Tusla, pero no vemos de que esta visita sea buena de ninguna manera para la ciudad", agregó.

Tulsa fue escenario en 1921 de una de las peores matanzas raciales en la historia estadounidense. Inicialmente, el acto estaba previsto para el 19 de junio, día conocido como "Juneteenth" en que se conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos.

Pero ante una avalancha de críticas, el mandatario lo pasó para el 20 "por respeto" al feriado, en momentos en que la muerte de George Floyd, un hombre negro, a manos de un policía blanco desató una ola de protestas contra el racismo.

El diario indicó que el coronavirus sigue expandiéndose y que aún no hay una vacuna, por lo que "será nuestro sistema de salud el que tendrá que tratar con cualquiera sean los efectos" que deje el mitin, previsto en una arena con capacidad para 20.000 personas.

Trump dijo este lunes en Twitter que "casi un millón de personas pide entradas para asistir" al acto de Tusla, que cuenta con menos de medio millón de habitantes.

El director del Departamento de Salud de Tusla, Bruce Dart, había instado el domingo a aplazar el mitin debido a los riesgos de expansión del coronavirus.

"Me preocupa nuestra capacidad para proteger a cualquiera que asista a un gran evento en un local cerrado, y también me preocupa nuestra capacidad de garantizar la seguridad del presidente", dijo al Tulsa World.

Agregó que era "un honor para Tusla que un presidente en funciones quiera visitar nuestra comunidad, pero no durante una pandemia". "Me gustaría que se pudiera posponer para un momento en que el virus no sea una gran preocupación como es hoy", agregó.

Trump ha minimizado los riesgos del coronavirus en su esfuerzo por reactivar la economía de Estados Unidos, el país más afectado por la pandemia con más de 115.000 muertes, previo a las elecciones de noviembre.