Escucha esta nota aquí

Michelle Bolsonaro, la esposa del presidente brasileño, recibió la vacuna anticovid esta semana en Nueva York, adonde acompañó al mandatario durante la Asamblea General de la ONU, levantando críticas por desairar la campaña de vacunación en Brasil.

"Recibir la vacuna es una decisión personal. Mi esposa, por ejemplo, decidió vacunarse en Estados Unidos. Yo no", dijo Jair Bolsonaro en una entrevista publicada este viernes por la revista Veja.

Bolsonaro, que asegura será el "último" brasileño en ser vacunado, estuvo en Nueva York este lunes y martes, día que realizó el discurso de apertura -como es tradición para Brasil- de la Asamblea General de la ONU.

Algunos políticos e infectólogos, consultados por el portal de noticias G1, criticaron la decisión de la primera dama por considerar que "despreció" la campaña vacunación que lleva adelante el sistema de salud público de Brasil.

"Primero, hay que felicitarla por haberse vacunado. La vacuna salva, hizo lo correcto, eso es nota 10", dijo el senador Omar Aziz.

Por otro lado, "nota 0 porque la vacuna que se aplica en Estados Unidos es la misma que se aplica en Brasil. Entonces ella podría haberse vacunado aquí; mostrar a los brasileños que se vacuna podría dar un buen ejemplo. Ahí sí veríamos el patriotismo de verdad, no patriotismo de boca para afuera", agregó.

El epidemiólogo Pedro Hallal dijo a G1 que la noticia "muestra desprecio al SUS (Sistema Único de Salud) y a todos los brasileños. Demuestra falta de confianza".

Tras la ola de críticas, el gobierno explicó en un comunicado que la primera dama se había realizado un PCR para volver a Brasil, y en ese momento fue consultada por un médico si quería "aprovechar la oportunidad para ser vacunada".

"Como ya pensaba recibir el inmunizante, resolvió aceptar", agregó la nota.

"La primera dama reitera su admiración y respeto al sistema de salud brasileño, en especial, a los profesionales del área que se dedican, incansablemente, al cuidado de la salud del pueblo", indicó el comunicado.

Comentarios