Escucha esta nota aquí


El presidente estadounidense, Donald Trump, no habla públicamente sobre la posibilidad de ser derrotado en las urnas por Joe Biden.

Pero si eso ocurre el martes, ¿cómo podría ser su vida tras su partida de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021?

Si con regularidad evoca su vida previa a la política - "Tuve una vida magnífica" - no ha referido a cómo podría ser después. A la luz de los últimos cuatro años, es difícil de imaginar un retiro discreto y el anonimato.

¿Un regreso a la televisión?

Trump podría verse tentado de regresar a la pantalla chica.

Si se hizo conocido como promotor inmobiliario en los años 80 y 90, fue el reality show "The Apprentice" (El Aprendiz) el que le permitió ingresar a todos los hogares estadounidenses. Coproductor de este programa que presentó entre 2004 y 2015, Trump logró, pese a los vaivenes en su imperio de bienes raíces, proyectar una imagen de empresario fuerte y carismático.

En un gran salón de reuniones de la Trump Tower, el magnate recibía a los aspirantes y destituía a uno por programa, utilizando la mentada frase: "You're fired!" ("¡Estás despedido!").

Desde su llegada a la Casa Blanca, deploró en varias ocasiones la postura de Fox News por no ser lo suficientemente trumpista para su gusto. Los telespectadores "quieren una alternativa ahora. ¡Y yo también!", tuiteó hace algunos meses.

2021 podría ser una oportunidad para comenzar, ya sea desde cero -aunque la inversión inicial podría ser prohibitiva- o desde canales amigables ya existentes, como One America News y NewsMax TV.

¿Los tribunales? ¿Prisión?

Si deja la Casa Blanca, el horizonte judicial de Trump podría oscurecerse significativamente. En Nueva York, es objeto de dos investigaciones, cada una de las cuales podría conducir a un juicio en su contra.

La primera, una causa penal iniciada por el fiscal de Manhattan Cyrus Vance, es sobre posibles actos de evasión fiscal, fraude de seguros y manipulación contable.

La segunda, en la órbita civil, fue lanzada por la fiscal del estado de Nueva York, Letitia James, para determinar si la Trump Organization mintió sobre la envergadura de sus activos para obtener préstamos y ventajas fiscales.

- ¿2024? -

En teoría, nada impide a Trump volver a intentar llegar a la Casa Blanca en 2024.

La constitución prohíbe servir más de dos mandatos al hilo, pero dos no consecutivos es una posibilidad.

Solo un hombre acertó en esa apuesta: Grover Cleveland, a fines del siglo XIX.

Elegido en 1884, fue derrotado en 1888 y reelegido en 1892.

Pero para ello tendría grandes obstáculos políticos a superar. Por un lado el Partido Republicano podría verse tentado a pasar la página del trumpismo, pero también podría surgir la cuestión de la edad. Grover Cleveland tenía 56 años cuando comenzó su segundo mandato. Donald Trump tendría 78.

- Varios caminos -

En el tono provocador y burlón que tanto ama, Trump ha mencionado varias "pistas" en los últimos meses. En junio evocó, entre risas, la posibilidad de realizar un "road trip" con su esposa Melania.

"Tal vez vaya a Nueva York por carretera con la Primera Dama. Creo que me compraré una casa rodante y viajaré con la Primera Dama". En una nota menos romántica, se detuvo hace unos días durante un mitin de campaña en Pensilvania para admirar camiones estacionados a la distancia. "¡Lindos camiones! ¿Crees que podría subirme a uno de ellos e irme? Me encantaría, solo conducir y hacer carretera".

En una visita a The Villages, la mayor comunidad de jubilados de Florida, evocó una opción más apacible. "Me voy a mudar a The Villages. No es una mala idea. ¡Me gusta mucho!".

Pero hay una opción más radical. "No me voy a sentir muy bien", dijo hace unas semanas, en alusión a la humillación que según él representaría una derrota ante Biden, a quien apoda "Joe el Dormilón".

"Puede que me vaya del país".