Escucha esta nota aquí

Por lo menos una veintena de los 53 heridos de la matanza en un bar gay de Orlando (EEUU), en la que fallecieron 49 personas, siguen hospitalizados, cuatro de ellos en estado crítico.

El Centro Médico Regional de Orlando, al que fueron llevados 44 de los 53 heridos, indicó ayer que 16 pacientes ya fueron dados de alta.
La red de hospitales precisó que del total de 44 pacientes que recibieron de la peor matanza por arma de fuego en la historia de EE.UU., 9 murieron poco después de llegar al hospital y 19 siguen hospitalizados.

12 de los hospitalizados están estables y tres en observación. Desde que comenzaron a llegarles los heridos, el Centro Médico Regional de Orlando, ha realizado 54 operaciones quirúrgicas.