Escucha esta nota aquí

Las reglas de inversiones mutuas, la situación en Hong Kong y la epidemia de coronavirus fueron algunos de los temas que abordaron los responsables europeos y chinos en una cumbre virtual.

Socio estratégico y rival sistémico. Así es como define la Unión Europea y China y que hoy han mantenido una cumbre de alto nivel, pero virtual, debido a la crisis del coronavirus. 

Los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel y de la Comisión, Urusula Von der Leyen, han pedido a los líderes chinos que las empresas europeas compitan en las mismas condiciones dentro del acuerdo de inversión que ambos bloques están negociando, con la esperanza de cerrar un pacto a finales de año. Cada día hay un intercambio comercial de 1500 millones de euros entre ambos. 

"Seguimos teniendo una relación comercial poco equilibrada, no ha habido prácticamente progreso desde la última vez, y necesitamos que la promesas se cumplan", ha pedido Von der Leyen. 

Los europeos no descartan limitar el acceso a las licitaciones europeas a las empresas chinas que reciben grandes subsidios de Pekín.

Bruselas ha asegurado que ha tocado todas los temas delicados. Incluidos los Derechos Humanos o la ley en Hong Kong que puede acabar con su estatus especial. Por supuesto, la pandemia de Covid19 también ha estado presente, Bruselas ha pedido claridad a Pekín en las cifras sobre el Covid19 y en una investigación, mientras que también la acusa de extender mensajes de desinformación. 

La reunión se ha producido en un momento complicado entre ambos. Por el anuncio reciente de que Europa se blindará ante empresas chinas que despleguen la red 5G o la protección para evitar que China invierta en empresas estratégicas europeas.