Escucha esta nota aquí

Dámaso López, de 51 años, conocido como "El Licenciado" y considerado el sucesor de Joaquín "El Chapo" Guzmán (extraditado a Estados Unidos en enero), fue detenido este martes en una zona céntrica de la capital mexicana. Agentes federales y elementos militares detuvieron a López, quien será sometido a un juicio de extradición a Estados Unidos, donde es buscado por diversos cargos, sin necesidad de disparar ni un solo tiro.

López fungió como jefe de seguridad de la prisión para reos peligrosos de Puente Grande, estado occidental de Jalisco, cuando El Chapo se fugó por primera vez, en enero de 2001, por medio de un carrito de lavandería.

Se considera que fue el principal organizador de esta espectacular evasión a cambio de un pago millonario.

El funcionario fue removido de su cargo después de la fuga y se sumó a las filas del Cártel de Sinaloa, sacudida en las últimas semanas por una especie de "guerra civil" debido a las disputas por el control de la organización.

López estudió para abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Sinaloa, pero ejerció sólo temporalmente esta profesión e incluso llegó a desempeñarse como fiscal, antes de dedicarse al crimen organizado al lado del Chapo.

El gobierno de Estados Unidos lo acusa de traficar drogas por un valor de 280 millones de dólares desde Perú, Colombia, Panamá y México. 

Apenas hace unos días se dio a conocer un video difundido por el gobierno mexicano donde se proclamaba que López se perfilaba como el sucesor del jefe del Cártel de Sinaloa, extraditado en enero pasado a Estados Unidos.

Expertos y analistas del gabinete de seguridad del gobierno dijeron que el video grabado por un "hacker" que había trabajado con López y donde se ve por primera vez el rostro actual del capo en una marisquería en la Ciudad de México fue clave para su detención.

En este documento, López encarga al pirata informático hacer una campaña que haga parecer que detrás de la violencia en Sinaloa se encuentran los hijos de "El Chapo", con "bots" (robots cibernéticos) y otros recursos informáticos.

El hacker fue detenido y acordó trabajar con el gobierno en forma encubierta, lo que permitió arrestar a López por medio de un programa instalado en el teléfono móvil del jefe criminal que permite seguir sus movimientos y escuchar lo que dice y ver su imagen.
 

Tags

Comentarios